Principios Neotestamentarios

  • 1. El Señorío de  Cristo

    Cristo es el centro de nuestra adoración. Jesucristo es la cabeza de la Iglesia y de quien proviene la salvación, por su sacrificio y amor de cumplir la voluntad del Padre hasta el fin. Ahora está a la diestra del Padre intercediendo por nosotros. No hay otro mediador entre Dios y los hombres, que Jesucristo. Por eso podemos tener ahora una relación personal con Dios y llamarle también Padre.

    Filipenses 2: 5-11. Hebreos 1:4-13. Efesios 1: 20-23. Juan 13. 13-15. Apocalipsis 5: 1ss..

  • 2. La Biblia es la regla suprema de fe y conducta.

    La Biblia es la Palabra de Dios revelada para mostrar tanto la historia del pueblo escogido de Dios, como la historia de la salvación, desembocando en el nacimiento de Jesucristo, sus años de ministerio llevando sanidad, enseñanza y predicación del Reino de Dios  por los caminos de Galilea; su muerte y resurección, la venida del Espíritu Santo y el compromiso misionero de los apóstoles y seguidores de Pablo llevando el Evangelio a los Gentiles; asi como de la segunda venida de Cristo. El pueblo cristiano no tiene otro manual para vivir como Dios nos guía, solamente su revelación escrita. Todo lo que se dice de Dios y de Jesucristo, así como del Espíritu Santo está contenido en la Biblia.

    2da Pedro 1: 19-21. 1ª Timoteo 3: 16-17. Hebreos 4. 12. Juan 1: 18. Salmo 119: 1-8ss. Salmo 19: 6-10. Proverbios 2: 1-7; 3: 1-4.2da Pedro 1: 19-21. 1ª Timoteo 3: 16-17. Hebreos 4. 12. Juan 1: 18. Salmo 119: 1-8ss. Salmo 19: 6-10. Proverbios 2: 1-7; 3: 1-4.

  • 3. El Sacerdocio Universal del Creyente.

    Los creyentes de todas las épocas, fuimos llamados a ser sacerdocio universal y nación santa. Ya no necesitamos de la intercesión del sacerdote en el  templo, como en los tiempos antiguos, hasta que Jesús ofreció con su vida el sacrificio que le convertiría en el Cordero que quita el pecado del mundo. Se ha restaurado la relación con el Padre por medio del sacrificio es Jesucristo en la cruz y eso nos convierte a todos en sacerdotes para interceder por los demás miembros del pueblo de Dios.

    Éxodo 19:6. Apocalipsis 5: 9s. 1ª Pedro 2: 1-10. Jeremías 31: 31-34. Joel 2: 28-32. Hebreos 10: 19-25. 

  • 4. La Iglesia está formada por creyentes regenerados y bautizados por inmersión

    La Iglesia está formada por personas que han aceptado a Cristo como Señor y Salvador de sus vidas. Estos creyentes han obedecido al Señor aceptando ser bautizados como símbolo de un nuevo nacimiento y una nueva vida dedicada al Señor. En la Iglesia local, los miembros de la Iglesia son aquellos miembros bautizados y que han mostrado una transformación en sus vidas viviendo según los principios de la fe cristiana.

    Mateo 3: 13-17. Romanos 6. 1-14. Gálatas 6: 26-29. 1ª Pedro 1: 3-23. Apocalipsis 5: 9s.

  • 5. La Iglesia local  es autónoma y su única cabeza es Cristo (Gobierno Congregacional)

     

    La iglesia contiene todos los elementos para ser autónoma, el pastor es quien ejerce la autoridad espiritual y en conjunto con los ancianos, diáconos y resto de líderes de la congregación toma las decisiones que han de afectar su vida comunitaria. El concepto de gobierno congregacional, data de la época de la Reforma Protestante porque las Iglesias que surgieron de este movimiento pasaron a estar ligadas de manera directa con los gobiernos de la época, fuesen estos reyes, duques o príncipes. La iglesia tiene solamente una cabeza y esta es Cristo, lo dice Pablo en sus escritos. Los dones y capacidades, que el Espíritu ha distribuido entre los miembros, habilita a los miembros para las tareas necesarias en la formación del Cuerpo de Cristo, en el crecimiento personal y en la construcción del Reino de Dios.

    Éxodo 19: 1-8. Josué 24: 1-28. 1ª Samuel 8: 1-22. Hechos 15: 1-35.

  • 6. La Libertad de conciencia y de interpretación, como un derecho de todo ser humano porque ha sido dada por Dios

    Génesis 3: 1-13; 4: 1-7. Marcos 8: 34-38. 2da. Timoteo 3: 14. Ruth 1: 6-18.

  • 7. Separación de la Iglesia y del  Estado en cuanto a sus propósitos, funciones y metodologías

    . ("La separación de la iglesia y el estado."). Oseas 6: 7; 7: 16. Marcos 12: 13-17. Romanos 13: 1-7. 1ª Pedro 2: 13-17.