Quienes somos

La Primera Iglesia Bautista de Managua es pionera en la obra bautista en Nicaragua, desde su fundación el 1 de marzo de 1917, fue conformada originalmente por gente humilde y trabajadora de la ciudad de Managua y es fruto de la labor misionera de hermanos y hermanas provenientes de Estados Unidos.

 

Su proyección se basa en la práctica de una vida cristiana fundamentada en las Escrituras y principios neotestamentarios, conocidos también como Principios Bautistas que datan de la época de la Reforma Protestante en el siglo XVI, en Europa. Estos principios son rectores en el quehacer de la obra de la Primera Iglesia desde sus inicios y le llevaron a impulsar acciones complementarias para apoyar la naciente comunidad de creyentes, con el establecimiento de instituciones educativas y de salud (Colegio Bautista de Managua y Hospital Bautista de Managua). Asimismo, a lo largo de su existencia de más de un siglo, se establecieron otros ministerios para llevar atención a los necesitados en el área rural del país.

 

En su historial, se podrán reconocer varios pastores, cuya trayectoria fue muy relevante en el desarrollo de la obra bautista en el Pacífico y zona Central del país, tanto en la creación de iglesias, como de instituciones de servicio.

 

La Primera Iglesia ha definido su trabajo, a partir de cuatro ejes fundamentales: Kerigma o Proclamación, Didaskalía (Enseñanza), Koinonía (Comunión), Diakonía (Servicio).