Visión

el Visto: 468

Al cumplir su primer centenario, la PIBM es una  comunidad de fe, guiada por el Espíritu Santo, que muestra su compromiso con el mundo en palabras de vida y acciones de amor (Servicio); constituyéndose en un refugio de paz para el necesitado (Comunión); construye un espacio propicio para la formación cristiana a la imagen del Hijo (Educación Cristiana), facilita la relación transformadora con el Padre; y ofrece un modelo de renovación para el cumplimiento de la misión cristiana (Evangelización).